domingo, febrero 10, 2008

Ventanas y Quintero...belleza y progreso



La vista es extraordinaria, cuento más de 15 barcos de grandes tonelajes, de diversas banderas que entran y salen a los diferentes muelles de la bahía de Ventanas y Quinteros, algunos descargan sin atracar mediante tuberías submarinas.
A la distancia distingo tres muelles, los cuales más tarde recorro. Uno de ellos granelero, otro lleno de tuberías para la descarga de combustibles, otros, de grandes proporciones, en construcción en la bahía de Quinteros, el que se proyecta como el puerto más grande de nuestro país dentro de unos años producto de que el gobierno generará grandes depósitos de combustibles como una forma de superar los problemas energéticos que tiene el país y para soslayar los inconvenientes con los países vecinos.
Me pregunto dónde estoy, ¡¡¡como ha crecido nuestro país!!!, Ventanas, un puerto que hace un par de décadas sólo contaba con un muelle para descargar carbón para la planta termoeléctrica de Ventanas, hoy es otro mundo.
Ventanas, con una larga playa para recorrer, un mar humano se apodera de ella, automóviles y buses de diferentes ciudades se aglutinan en sus calles, su entorno, sus bosques de eucaliptos en los cerros le dan un aura de encanto y belleza.
Recorrer el lado norte de Ventanas es estar en un lugar extraño y maravilloso, sus roqueríos en los cuales uno de ellos da forma a una ventana, de ahí el nombre de la localidad, precipicios y acantilados son tan asombrosos que atraen a chilenos y extranjeros. Cada piedra, cada roca es un llamado a caminar y recorrer lugares con una magia indescriptible que escritores tienen como lugar de reflexión e inspiración.
En el caminar por sus playas, encontramos un lugar destinado a los pescadores artesanales, un hombre de edad avanzada que me recuerda al protagonista de “El Viejo y el Mar” realiza mantención a su bote y me cuenta parte de su historia, una vida dedicada a la pesca, hace un año llenaba su bote con pescados muy cercano a la orilla, visualizó tiempos mejores, producto de lo cual dio en parte de pago su bote más sus ahorros y la vida le cambió de la noche a la mañana, de tener un bote pequeño, maniobrable por su persona, pasó a tener un bote que requiere una mayor tripulación, lo que le hace imposible sacarlo a la mar y una y otra vez cuenta su historia y su nostalgia de tiempos idos se refleja en sus ojos perdidos en el horizonte. Su historia me recordó a aquellos viejos ariqueños que no logran superar recuerdos del pasado y viven de la nostalgia de tiempos perdidos en el tirmpo, sin desconocer que tenemos hechos históricos que no podemos superar.
Tengo en mi mente la imagen de la bahía de Ventanas y Quinteros e imaginariamente coloco sobre ellas la bahía de Arica, la imagen no me cuadra, pensando que somos una ciudad y un puerto fronterizo.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

B I E N V E N I D O S

  • JBRONDI1.WIKISPACES.COM

  • Technorati
  • Castpost
  • Radio Blog Club
  • Blogspot: Ayuda.
  • Flickr
  • ¡¡¡Gracias por su visita!!!
  • e-mail: jbrondi@hotmail.com