miércoles, septiembre 26, 2007

¡¡¡La Gorda versus la Flaca!!!



Los recientes cortes de energía eléctrica, me inspiraron:
***
Hoy la miro y observo, su envoltura, su contextura me recuerda lo que dijo Enrique Lafourcade de la mujer chilena, que es gordita, menudita, chiquita, simpática y frágil, si muy frágil.
Su efecto me llega, es tenue, su figura me llama la atención y sigo pensando, pero ahora en las medidas de la Cecilia Boloco cuando fue Miss Universo 90-60-90, aunque simbólicamente veo en ella esa parte de los 90 cm, insiste Lafourcade en mi mente, es gordita la mujer chilena.
Miro su entorno, y pienso en aquellos pintores y escritores que la han inmortalizado y resaltado en obras majestuosas, por los tiempos de los tiempos.
Pienso y reflexiono, está desnuda, no tiene velo, ni nada que la cubra, se muestra tal como es, gorda y frágil, que inconsecuencia de la vida, con una energía que sólo ella puede irradiar dependiendo del medio en que la deseemos; alguien podría decir, puedes tener las que quieras, de ti depende, pueden ser como las mujeres del mundo alta, flaca, gorda, rubia, blanca, amarilla, pero todas tienen un punto o mejor dicho un filamento, por donde irradian y simbólicamente emiten vida, que es el lugar más hermoso para muchos.
Esta gordita en la intimidad es tímida, quién podría pensarlo, una gorda tímida, su energía va por dentro, por fuera es tenue, aunque al observarla, esta gordita irradia energía en torno a su silueta, pero cuando quiere algo por escrito y quiere tener claridad en lo acordado, se transforma en la gorda que irradia energía por todos sus poros.
Ahí está la gordita, llegó para quedarse y la puedo observar y contemplar, esta ahí solo para mí en plenitud, por su actuar me da la impresión que nació con los horarios cambiados. Cómo puede ser, que siendo mía, sólo la puedo tocar y acariciar plenamente cuando se hace presente el día, de noche se transforma esta gordita, no se puede tocar ni acariciar, su energía es total y puede hacerme perder los sentidos, pues su energía penetra. Nuevamente Lafourcade viene a mi mente, las chilenas son gorditas, menuditas, chiquititas y simpáticas.
La miro y observo, podría tocarla, pero la prudencia me hace contenerme, sé que si lo hago podría aumentar mis problemas, simbólicamente podría quemarme y luego tener un accidente fortuito.
Digo fortuito, porque quién no siente la sensación de ver su figura de mujer que durante parte del día está fría, no llama mayormente la atención y pasa inadvertida, por qué, por la sencilla razón de ser gorda, esa es su gran debilidad, su talón de aquiles. Al atardecer se transforma y su figura que parece de guitarra se enaltece y es la reina de la noche, sin embargo, hay momentos, en que a pesar de todo el adelanto tecnológico esta Gordita, hace de las suyas, se hace la inadvertida, no emite energía. Es como si desapareciera y ahí la extrañamos, estando así fría y su entrega es nula, deja de ser la simpática que irradia con su aura el entorno.
En la oscuridad de la noche la figura despampanante de esta simpática gorda no se ve, no contamos con ella, desaparece, pero a falta de pan, buenas son las migas, como dice un refrán popular. No me quedaré así, a esta gordita despampanante que hoy no quiere nada de nada, la reemplazaré para que aprenda la lección, con una flaca, larguiducha, esbelta con su moño siempre atado, nunca usará el pelo suelto, nació predestinada, contrario a lo que dice un senador por ahí.
Esta Flaca, que es tan Flaca como todas sus hermanas, que ni huesos tiene, que parece una flauta dulce, siempre esta ahí, esperando su oportunidad y será mía, sólo mía, mientras esa Gorda no reaccione o alguien la haga reaccionar y emita energía, puesto que ese es su cometido, nada más.
En la oscuridad de la noche busco a la Flaca que siempre viste de azul o de plomo junto a sus hermanas, siempre está ahí, a veces hace sus jugarretas y se esconde para hacerse la importante, sabe que no la quiero ni deseo, pero es humilde y se resigna a pensar que no puede competir con la Gordita, ella es delgada, por ende su energía es menor y escasamente saca de emergencia.
Pienso y reflexiono, es flaca, larguirucha, blanca y con ese moño característico, largo o corto, pero es su moño, y le gusta estar siempre de pie, ¿por qué?. En la intimidad, me hace recordar viejos tiempos y películas tenebrosas, casas embrujadas, a los Locos Adams. Mas es fiel, cumple con dignidad su trabajo, incluso cuando realiza su cometido llora desconsoladamente, me limito sólo a cuidar sus lágrimas, las cuales por lo increíble que parezca son su sustentación.
Increíble, esta Flaca nació para escasamente brillar, sin embargo, llorará desconsoladamente mientras viva. Qué puede hacer esta flaca para cambiar su vida, nada, como dice un amigo, la vida es como es y esta Flaca está resignada, pero hay veces que se rebela y hace de las suyas.
En la oscuridad de la noche, estoy con la Flaca, a pesar de que su energía es mínima, mi cuerpo, mis ojos al final ceden y se cierran, sin antes pensar que la Gorda está ahí espiando en la penumbra y quizás deseando que la Flaca no resista estar parada y se tumbe, de ocurrir eso, la vecindad, el pueblo, la ciudad, el país sabría que la flaca fue la responsable del humo y de las llamas.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

B I E N V E N I D O S

  • JBRONDI1.WIKISPACES.COM

  • Technorati
  • Castpost
  • Radio Blog Club
  • Blogspot: Ayuda.
  • Flickr
  • ¡¡¡Gracias por su visita!!!
  • e-mail: jbrondi@hotmail.com