martes, enero 03, 2006

¡¡¡Humanismo!!!


Hoy hay políticos que proclaman que son Humanistas Cristianos, pero no tienen claro que al hacer estas distinciones caen en errores conceptuales. En sus declaraciones son excluyentes con quienes no son católicos, siendo que el cristianismo es transversal a todas las religiones y además a todos aquellos que por no ser cristianos no serían humanistas.
En nuestra historia tenemos a hombres que sin ser cristianos, son humanistas por la enseñanza que han recibido a base de principios y valores que los han destacado en sus vidas y por los que han trascendido con el ejemplo de sus virtudes.
Si bien es cierto que toda doctrina filosófica que tiene como centro fundamental de su quehacer al hombre es “humanista”, no debemos limitar el concepto en una determinación de lo que es “humano” en el hombre.
Humanismo no es solo lo que nos diferencia como seres humanos, es un concepto más amplio que implica una postura asumida por algunas tendencias del pensamiento que tienden, precisamente, a desarrollar lo humano que caracteriza al hombre.

En esa perspectiva es interesante profundizar en las doctrinas humanistas del Renacimiento, época de auge y desarrollo de esta tendencia, en las que no sólo se tendía a determinar lo humano en el hombre, sino a un sistema filosóficamente pedagógico que condujera al desarrollo y cultivo de esas tendencias, con un fin didáctico, más allá del mero filosofar, que es la construcción de una sociedad justa, digna, armónica, fraterna y solidaria, expresión de un hombre pleno, libre y consciente, todo ello a partir de la educación.
Aplicar un enfoque relativista a la validez de los sistemas filosóficos sustenta diversos enfoques o maneras de conocer la realidad, pero no debemos olvidar que hay verdades fundamentales, inherentes a la condición humana, como su esencia racional, su capacidad de amar, su natural esencia tendiente a la búsqueda del bien y la perfección.
En este sentido “El Humanismo” tomado en la raíz pedagógica del Renacimiento cobra vital importancia en la actualidad, es decir, enfocar la educación al desarrollo de principios y valores por sobre el desarrollo de habilidades y destrezas.

Es muy difícil determinar la condición “humanista” del hombre actual y es en este contexto que la educación debe proyectarse como una entrega ejemplificadora de desarrollo integral del alumno, alumna. Más allá de una entrega de conocimientos y no discriminar en que los Humanistas cristianos católicos son dueños de la verdad. Afirmarlo y sostenerlo deja al descubierto a quienes lo proclaman de ser excluyentes de una parte importante de la sociedad chilena.
***

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

B I E N V E N I D O S

  • JBRONDI1.WIKISPACES.COM

  • Technorati
  • Castpost
  • Radio Blog Club
  • Blogspot: Ayuda.
  • Flickr
  • ¡¡¡Gracias por su visita!!!
  • e-mail: jbrondi@hotmail.com