martes, junio 17, 2008

Nelson Roberto Bahamondes Rojas





La tragedia del avión que capotó en el sur de Chile, producto de las inclemencias del tiempo, en la que sobresale la imagen del piloto Nelson Roberto Bahamondes Rojas, quien realizó notables esfuerzos para poder controlar la nave y salvar a los pasajeros. Su extraordinario sentido del deber y humanidad se evidencia en el testimonio de los 9 sobrevivientes, relatos conmovedores, que muestran como el piloto gravemente herido dio instrucciones a los pasajeros para poder sobrevivir, ante lo cual el agradecimiento de los sobrevivientes ha sido emotivo e impactante y la figura de Bahamondes se ha elevado a la altura de un héroe, tal como lo indicó entre otros el padre Raúl Hasbún.

El emotivo agradecimiento de la totalidad de los sobrevivientes expresado en sus rostros y declaraciones ha sido transmitido a la sociedad en general como un ejemplo para reconocer cualidades humanas más allá de lo común, estando al borde de la muerte, gravemente herido, no deja de asumir una responsabilidad hacia sus semejantes y el rol de piloto lo cumple hasta las ultimas consecuencias.

En su velatorio en una Logia Masónica, uno de los sobrevivientes indicaba que no podía estar ausente en la despedida de Don Nelson, él le había salvado la vida junto al resto de la tripulación.

La noticia impactante por la forma en que se desencadenaron los acontecimiento ha tenido relevancia nacional e internacional, diversos medios de comunicación, tanto escritos, como radio, televisión y por medio del Ciber espacio (Internet) los hechos han sido abordados y difundidos ampliamente por las especiales connotaciones del suceso y la ciudadanía en general ha valorado la entrega sin limites del piloto.

Lo anterior nos lleva a pensar hasta dónde puede llegar el ser humano en su entrega por los semejantes aún cuando está en riesgo su vida. Es aquí donde Don Nelson Bahamondes nos aterriza y nos conmueve con su actuación. Antes de su último suspiro instruye en los pasos a seguir a los sobrevivientes.

Nelson Bahamondes, en conciencia, quizás intuyendo la muerte, producto de sus graves heridas, instruye, aconseja en qué hacer para sobrevivir, y pide una sola cosa, si muere, cierren su boca, un acto simbólico, que puede tener diversas interpretaciones, una de ellas, marchar en silencio, después de haber cumplido su misión, salvar a su tripulación.

Hoy el espíritu de Nelson Bahamondes recorre lugares desconocidos para todos nosotros, pero su figura se enaltece por su acto de heroísmo en que nos demuestra que el hombre ante situaciones extremas puede aún entregarse por el prójimo.

Que los trágicos hechos acontecidos y que le cuestan la vida al piloto Nelson Bahamondes nos hagan tomar conciencia en nuestra forma de actuar a diario con nuestros semejantes, puesto que valores y principios son los ejes fundamentales en el accionar del ser humano.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

B I E N V E N I D O S

  • JBRONDI1.WIKISPACES.COM

  • Technorati
  • Castpost
  • Radio Blog Club
  • Blogspot: Ayuda.
  • Flickr
  • ¡¡¡Gracias por su visita!!!
  • e-mail: jbrondi@hotmail.com