miércoles, enero 18, 2006

!!!Sorprendente!!!

Estimados amigos, Mí Abuelo, sin lugar a dudas, un ejemplo digno de imitar, en el sentido de la responsabilidad cívica, que debemos tener todos los chilenos.

La Estrella de Valparaíso
Martes 17 de enero de 2006.
por Tamara Gómez P.

Abuelito de 104 años causó furor en mesa de votación en cerro Barón

Las elecciones del domingo le dieron varias sorpresitas a muchos.

Ese fue el caso de Francisco Rojas Núñez, vocal de mesa del cerro Barón, que en una situación única debió atender a un votante de ni más ni menos ¡104 años y seis meses de edad!.

La insólita situación ocurrió en la mesa 1 del Liceo B-28. Por algún atraso, la mesa 1 se debió fusionar con la número 6, ambas mesas conformadas por sufragantes de avanzada edad.

Don Enrique Brondi Jorquera llegó a eso de las 10.30 de la mañana, y al verlo cargar su bastón, Francisco Rojas le ofreció amablemente su asiento, pensando en que el anciano tendría que esperar a más de 50 personas que estaban antes que él. Pero ante la sorpresa de todos, la respuesta de don Enrique fue un rotundo "no, porque todavía estoy joven".

Sin contrariarlo, dejó al abuelito hacer la fila. Según dice, éste nunca se mostró molesto ni cansado; al contrario, empezó a dialogar con la gente que sucumbía ante los relatos que el jubilado de EFE narraba. Y agrega que "empezó a contar historias de cuando votaba, nombró no me acuerdo cuántos presidentes. Todos estaban contentos escuchándolo", cuenta Francisco Rojas.

A tanto llegó el interés por este señor, que la fila tomó la forma de círculo. Después de más de una hora de espera, don Enrique llegó hasta la mesa y prestó su carné para poder sufragar. Y ahí vino el impacto de todos: su RUT era 21.788-3 y su fecha de nacimiento el 15 de julio de 1901. Don Enrique tenía 104 años de edad.

Cómo sería, que los apoderados de lista de ambos sectores ya lo conocían. Después de ingresar su voto en la urna, se dirigió a los vocales y se despidió formalmente.

Lo que más llamó la atención de los que presenciaron el hecho fue el estado físico de don Enrique y la perfecta lucidez que mostró sacando a colación los innumerables procesos eleccionarios por los que había pasado, con nombre y fecha. Y para poner la guinda de la torta, una vez que ya había votado, el "tatita" se quedó otro rato más conversando con los electores.
***

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

B I E N V E N I D O S

  • JBRONDI1.WIKISPACES.COM

  • Technorati
  • Castpost
  • Radio Blog Club
  • Blogspot: Ayuda.
  • Flickr
  • ¡¡¡Gracias por su visita!!!
  • e-mail: jbrondi@hotmail.com