sábado, enero 27, 2007

¡¡¡Mozart, el Inmortal Genio!!!


Hoy el mundo recuerda el nacimiento de Juan Crisóstomo Wolfgang Amadeo Mozart ocurrido el 27 de enero de 1756.
Su padre, Leopoldo Mozart, director de la orquesta del príncipe de Salzburgo habría inducido a sus dos hijos a la música, recordemos que la prensa europea publicaba en 1762, teniendo Wolfgang 6 años y su hermana Nannerl 11 años: “La gran admiración que despierta a todos los oyentes la habilidad, nunca vista ni oída hasta ahora en un grado de perfección semejante, de los dos hermanos, dando lugar a que se haya repletado por tercera vez el concierto previsto para una sola vez...”. Se descubría a los niños prodigio y todos querían tocarlos y abrazarlos.
Su hermana Nannerl pasaría a segundo plano y luego sería completamente opacada por su hermano, el niño prodigio. Mosart es la figura recorriendo países europeos, en los viajes más sacrificados como lo relataría Mozart, en el carruaje más insoportable, los baches de los caminos tendría que ir sentado sobre sus manos, el mismo escribiría “el trasero rojo como un tomate”, en unos de estos viajes, el 3 de julio de 1778, su madre, su eterna compañera enferma y muere en Francia, Wolfgang se siente culpable y su estado de ánimo y desesperanza lo deja reflejado y simbolizado en varias sonatas para violín y piano y nunca lograría sobreponerse a dicha perdida.
Sin recursos regresa a Salzburgo, el príncipe obispo por el gran afecto y cariño que sentía por él, volvió a admitirle a su servicio, pero Mozart se sentía acorralado, limitado, él deseaba una sola cosa, la pasión de su vida: el teatro.
Renuncia y se traslada a Viena en donde el emperador exteriorizó su interés por la ópera. Al ser estrenado “El Rapto del Serrallo”, en 1782, José II se mostró benevolente y expresó, según se dijo, “demasiado bello para nuestros oídos y un número extraordinario de notas, querido Mozart.
A los 22 años se casa con Constanza Weber, lo que produce un gran conflicto con su padre y hermana, quienes nunca aceptaron a su mujer.
Su padre enferma y muere en 1787 en Salzburgo. Había tenido un gran dominio sobre Mozart y su recuerdo lo sigue atormentando por el resto de sus días.
En Praga, constató en sí mismo los sentimientos más contradictorios: alegría de vivir; pero presentía su muerte. Compone la ópera “Don Juan”. El estreno en el Teatro Nacional en Obstmarkt fue, seguramente, la coronación de su vida artística.
En 1791 trabajó por encargo de un desconocido para componer un réquiem, “La Flauta mágica”.
En esos días sufre una perniciosa fiebre que será calificada de “reumática”con paralización de los centros cerebrales.
Mozart, que el día anterior había cantado con un hilo de voz y dirigido el réquiem, se fue debilitando progresivamente y a su lecho de muerte hace venir a Sophíe, la hermana de su mujer, a la cual le solicita “tiene que quedarse aquí toda la noche, tiene que verme morir”.
Mozart muere el 5 de diciembre de 1791, es enterrado en una fosa común, sin compañía alguna. ¿Por qué en esas condiciones siendo un hombre tan querido y admirado por sus cualidades humanas, solidario, fraternal y un genio de la música en esa época? Interrogantes que todavía no tienen respuesta, sí muchas teorías.
Hoy ha pasado el tiempo, la vibración inmensa del genio está presente en el Universo, Juan Crisóstomo Wolfgang Amadeo Mozart, está presente y está tocando.
¡¡¡Silencio estimados señores!!!
***

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

B I E N V E N I D O S

  • JBRONDI1.WIKISPACES.COM

  • Technorati
  • Castpost
  • Radio Blog Club
  • Blogspot: Ayuda.
  • Flickr
  • ¡¡¡Gracias por su visita!!!
  • e-mail: jbrondi@hotmail.com